Pecho, biberón y viceversa

Es una de las preguntas top cuando estas embarazada, le vas a dar el pecho?

Yo tenía claro que si, y era la típica que juzgaba a las otras mamás por no hacerlo. Sin pensar en que motivo había detrás de cada decisión.

Una de las cosas que haces durante el embarazo es leer sobre todo los temas habidos y por haber de: embarazo, alimentación, cuidados, crianza y  entre otros muchos la lactancia no iba a ser menos.

Yo también lo hice y fue entonces que deje de juzgar a las mamis que decidían dar el biberón a sus bebés.

(He de decir que des de que me quede embarazada he aprendido aún más  a no juzgar a nadie, ya no solo en el mundo de la maternidad, si no en todo en la vida. Cada uno vive su vida como puede, como le gusta y de la mejor manera posible a sus necesidades. Lo que te va bien a ti, puede que al del al lado no, y no por ello es mejor ni peor.)

La casualidad de la vida hizo que otra pareja de amigos, muy cercanos a nosotros también estaban “embarazados”, los peques ahora se llevan unos 4 meses, y ella decidió no dar el pecho y super convencida  que estaba, igual que yo de dar el pecho. Le fue genial, Arnau, es un niño sano, fuerte y con más energía que todos nosotros juntos!

No sé el motivo, pero nunca me he planteado el tema de dar el biberón. En mi casa somos 3 hermanos y mi madre, por enfermedad, no pudo darle el pecho  al segundo, así que en mi casa no era problema  el tema del biberón,  supongo que son preferencias que tiene una…

Y si te paras a pensar un pelín, dar el biberón no esta tan mal. Tiene sus ventajas que con el pecho no:

  • Se pueden hacer turnos con el papá.
  • Como se hace el punto nº 1, las noches se pasan mucho mejor.
  • Sabes exactamente que cantidad de leche toma, cosa que con el pecho es imposible.
  • La mamá puede comer con más tranquilidad, ya que puede delegar a otra persona dar el biberón. (si coincide la hora de toma del bebé y de las comidas de mamá).
  • Te puedes dar el pequeño placer de irte de compras, al cine, a la peluquería, al súper, sin tener que preocuparte de volver corriendo a casa, por que quién esté a su cuidado, papá, abuela/o, puede darle el biberón.

Nota: si das el pecho puedes  irte a todos estos sitios y amamantarlo sin ningún problema, pero no tardas lo mismo en hacer estas cosas sola que con el peque, seamos sinceras!

 Y aun teniendo estas ventajas decidí dar el pecho! 😉

Salvo por enfermedad y que los médicos no lo aconsejen, yo soy partidaria de dar el pecho siempre, además dar el pecho a demanda. Vaya que el bebé tenga self-service de leche!

Xavi, me apoyo 100% en mi decisión, él opina igual que yo en este tema. Y no creáis que se implicó menos por ello.

Martí  tuvo contacto con su padre. En la medida que pudo cada vez que Martí, dejaba de tomar pecho, él lo cogía y le sacaba los aires, le dormía, le relajaba o simplemente lo cogía en brazos y estaba con él.

Se implicaba en que yo estuviera cómoda y a la vez el bebé. La hora del baño, era su momento. Incluso en los momentos de crisis con los llantos, papá lo relajaba mucho mejor que yo. Los brazos y hombros de papá son mucho mejor!

Queda claro entonces, que el padre tampoco queda de lado si decides dar el pecho.

Escojáis la opción que escojáis, seguro que será la correcta y nadie te tiene que decir si está bien o mal.

Si decides dar el pecho y por el motivo que sea no puedes seguir adelante con ello, o tienes que hacer lactancia mixta (pecho y biberón). Tranquila! , no te sientas mal por ello. Lo importante es que tu bebé crezca sano y fuerte.

Y vosotras, que opción escogisteis o vais a escoger? (veis, todos acabamos preguntado )

Gracias por leerme.

Bel.