A cambiado vuestra relación de pareja?

Tener un hijo pone patas arriba tu vida, y también la relación con tu pareja. No descubro nada nuevo si digo que muchas parejas  rompen  al verse superadas  por todos los cambios que se producen desde que convierten en padres. No es nada fácil, los peques nos ponen a prueba de manera extrema a diario.

En el momento que se está esperando un bebé, se tiene que ser consciente que nuestra vida, por mucho que queramos, no va a ser la misma. Podrás hacer las mismas cosas que antes, pero  no con la misma frecuencia, horario, intensidad, y otras tantas puede que dejes de hacerlas, por iniciativa propia, porque las horas del día no dan para más y por que tus prioridades han cambiado.

Si  sois consientes como pareja de los cambios que se producen en casa con la llegada del bebé, todo se lleva mejor.

Posibles situaciones:

  • Llegas del gimnasio y ves a tu pareja que está jugando con peque, pero no ha recogido la cocina, o tiene todavía el baño por recoger después de haber bañado al niño. No te enfades por lo que no está hecho. Puede que tu pareja, tenga estas tareas pendientes de hacer porque el pequeño le ha estado llamando la atención y a preferido pasar tiempo con él y dejar para más tarde las tareas. Ahora que estáis los dos, las tareas se pueden compartir o uno está por el peque y el otro hace las tareas. No se tiene que reprochar al otro lo que no ha hecho. Seguro que hay una razón para ello.

 

  • Cuando estas con la baja de maternidad, y tu pareja llega a casa y ve que estas en pijama y parece que haya pasado un huracán, lo último que necesita oír quién este en casa es , “no has hecho nada hoy?, que has estado todo el día en pijama?, vaya vacaciones te estás pegando, no?”. No es fácil cuando el peque tiene un mal día, la persona que está con él al final  también lo tiene. El bebé no entiende que el adulto necesita comer, ir al baño, ducharse, hacer sus tareas. El bebé solo quiere cubrir sus necesidades y si ese día sus necesidades pasan por estar en brazos o pagado a ti,  es lo que tienes que hacer. La resta pasa a un segundo plano. Y quién llega a casa de trabajar tiene que entender que no se está de vacaciones, se está al cuidado de un bebé y ese es el principal  y único objetivo de la baja de maternidad. (da igual quien este en casa si la mamá o el papá).

 

  • A los dos seguro que os han educada de manera distinta y cada uno conoce esa manera de hacer las cosas (como lo hacías en casa de mamá). Así que con vuestro hijo lo queréis hacer igual. Aquí puede haber más de una discusión. Como siempre digo, no hay una única manera de hacer las cosas, siempre es bueno ver más opciones a parte de la tuya y encontrar la que mejor os funciona como familia. Habrá veces que lo harás igual que tu madre, otras igual que tu suegra y otras muchas a vuestra manera. Solo hay que encontrar la mejor opción, estar seguro de ello y los dos ir en la misma dirección. No niego que hasta llegar a un punto de encuentro puede que haya alguna discusión, nuestra manera de hacer las cosas siempre es la mejor. Pero el objetivo siempre tiene que ser la educación o el bienestar de vuestro hijo, no quien tiene la razón.

 

  • Abuelos: más adelante les dedicare un post. Solo diré que más de una pareja ha empezado a discutir gracias a los abuelos. Antes solo eran  los suegros, pero desde que sois padres, algo ha cambiado en vuestra relación. Hay muchas cosas positivas y algunas negativas que hacen que la pareja discuta. No es fácil estar entre tus padres, tus hijos y tu pareja.

Todos queremos lo mejor para nuestro hijo y cada uno tiene su manera de hacer las cosas. Estamos  más cansados porque continuamos haciendo la mayoría de cosas de siempre más atender a los peques y eso provoca que muchos días  acabemos discutiendo con el más allegado y con más confianza, casi siempre es nuestra pareja. A demás, no es nada fácil pasar de preocuparte por ti y tú pareja, que los dos sois adultos e independientes,  a tener tu hijo que depende 100% de ti. Si una parte de la pareja sacrifica cosas de su vida de antes y la otra no, puede que se creen conflictos, si no se ha pactado así.

Y creo que la clave es tener una buena comunicación con tu pareja. Tenéis que ayudaros y tirar del carro junto en la misma dirección. Dar prioridad e importancia a las cosas necesarias, lo demás si puede esperar no es ni prioridad, ni importante.

Puede que sea complicado pero no imposible. Dedicar tiempo a la relación de pareja es importante. No hace falta irse  de fin de semana, pasar la noche fuera o dejar al peque con los abuelos para tener tiempo de pareja. Un poquito cada día (una cena para los dos, ver una película tranquilos, tener una conversación de adultos, dedicar un detalle al otro sin que lo espere), y si de vez en cuando se puede salir mejor que mejor. Si los dos cuidáis la relación los problemas y el día a día se lleva mejor.

No soy  profesional, ni estoy en vuestras casas para saber nada de vosotr@s, pero estos son los consejos que os puedo dar y que a nosotros nos funciona.

Si tenéis algún consejo que dar o exponer alguna situación y como resolverla adelante!

 

Gracias por leerme!

 

Bel