Llevemos al hospital lo justo y necesario (parte I)

El año 2017 será muy especial, en mayo nacerá nuestro tercer sobrino, y estamos  ansiosos por ver ya la carita al pequeño Liam.

A estas alturas del embarazo supongo que su super mami debe de estar a pocas semanas para  preparar  la bolsa para el hospital.  Si todavía no lo tiene claro o duda en que llevar o no, aquí le dejo la lista definitiva para que no se lleva de mas ni de menos.

Espero que a todas las futuras mamis que lean esto les sea de gran ayuda. Aunque sé que cada hospital o clínica tiene su manera de hacer las cosas y a lo mejor lo que yo propongo no es válido, ya que hay centros hospitalarios que facilitan unas cosas y otros otras.  Igualmente espero ayudaros con los consejos.

Mamá:

2 pijamas o camisones: como os sintáis más cómodas. (Todo depende de los días de ingreso).

Consejo: mejor que sean anchos, así  os sentiréis  más cómodas, sobre todo si habéis pasado por una cesaría. Y si vais a dar el pecho que tenga facilidad para ello.

1 bata: yo no la lleve, porque no soy muy de batas, pero si vosotras si lo sois, adelante.

Consejo: da igual verano o invierno, pero que la bata no sea muy gruesa, que ya se sabe que en los hospitales no se pasa mucho frío, a veces hace demasiado calor!

  • Zapatillas de estar por casa
  • Discos de lactancia: Los podéis encontrar en cualquier supermercado o en farmacias.

 

Consejo: Yo los recomiendo  aunque hayáis decido no dar el pecho. Puede ser  que los primeros días os salgo algo de calostro o leche y los discos te ayudan a mantener limpio el sujetador.  

  • Juego de toallas y o albornoz.

Consejo: Seguramente en el baño de la habitación habrán toallas, pero yo prefiero las mias (manías de una!) y si sois de albornoz yo creo que en los hospitales no hay.  

  • Neceser: peine, secador , xampú, gel, esponja (si usas), crema hidratante, cepillo y pasta de dientes, desodorante, colonia, gomas de pelo o alguna cinta de pelo.

Consejo: de lo esencial no me dejo nada. Yo en el hospital no aconsejo maquillaje, el bebe os lo agradecerá, al menos los primeros días.

  • Ropa interior: 5/6 braguitas , si son 100% de algodón mucho mejor y 2 sujetadores (si das el pecho que sean de lactancia)

Consejo: en farmacias y supermercados venden braguitas de un solo uso. A mí no me gustaron nada y utilice las de toda la vida  100% algodón, que van de lujo . He puesto 5 /6 porque es posible que tengas pérdidas y manches, y así no tienes que mandar a nadie a por más. 2 sujetadores porque creo que para la estancia en el hospital ya hay más que suficiente. Si te pones los discos de lactancia no los mancharas y no necesitaras más.

  • Ropa y calzado que te vayas a poner a la salida.

Consejo: si eres como yo que rompes agua, llévate preparada la ropa que te vayas a poner a la salida, yo llegué al hospital con todos los pantalones mojados. Si vas a llegar al hospital bien limpia y seca, puedes ponerte la misma ropa. Nada más ingreses te la vas  a quitar y guardar en el armario.

  • Una caja de pañuelos.

Advertencia: Las hormonas harán de las suyas y seguro que a tus más allegados también les harán falta alguno que otro. Mejor estar preparadas. 

  • Ilusión, tranquilidad y estar todo lo descansada que puedas.

Consejo: Llegar al hospital lo más tranquila posible, con la seguridad que todo irá bien y que tu puedes con todo, con la ilusión que saldrás de allí con tu bebé en brazos (o en el cuco), y si puede ser, que las ultimas semanas ya sé que cuesta un poco, llegar  lo más descansada posible y con las pilas cargadas. Los primeros días  con el bebe en casa van a ser durillos, hasta que os adaptéis a los nuevos horarios.

Papá:

  • Cartilla de embarazo y las últimas analíticas y pruebas realizadas a la mamá.
  • Plan de parto.
  • Tarjeta sanitaria de mamá.
  • Móviles (de papá y de mamá), tablet, cámara de fotos, cargadores de todo y todo con espacio suficiente para las fotos y videos que se harán en el hospital.
  • 2 mudas completas (interior y exterior) cómodas para la estancia en el hospital.
  • Zapatillas de estar por casa.
  • Neceser: todo lo que el papi necesite.

Consejo: En algún momento él se podrá escapar a casa a darse una buena ducha y aprovechar el viaje para dejar regalitos, flores que os traigan al hospital. Así la vuelta a casa no será recordada por lo cargados que  llegasteis. 

  • Llevar más dinero en monedas de lo habitual.

Consejo: La estancia en el hospital para el padre puede ser a veces un poco agobiante y va a necesitar ir a la máquina expendedora de  de café, patatas, bocadillos o chorradas varias. Y si tenéis la gran suerte que en  vuestra habitación la TV va con monedas, ya sabéis!  A  echar moneditas…..  Aunque poca televisión veréis….  

  • Una mantita o sábana.

Consejo: Depende de la estación del año en la que vayas a dar a luz, llevar una cosa u otra (si el centro hospitalario no ofrece nada. Si podéis, preguntarlo antes). El padre también tiene derecho a dormir más cómodo, aunque no sea en una cama. Y si se puede llevar el típico cojín de viaje que casi toso tenemos en el coche, seguro que su cuello se lo agradecerá! .

Si vais a un centro privado, seguramente  que la habitación dispone de sofá-cama. Entonces no hará falta que se lleve nada de lo comentado en este punto. 

  •  Pelota de dilatación o lo que mamá necesite y le ayude para acabar el proceso de dilatación en el hospital. (hay hospitales que te ofrecen la pelota, por lo menos en mi caso)

 

  • Ilusión, tranquilidad, seguridad, mucho amor, paciencia y estar todo lo descansado que pueda.

Consejo: El papel del padre o acompañante en el hospital  a la hora de dar a luz es muy importe.  Tiene que estar muy concienciado de su papel y estar a tu lado en todo momento animándote, diciendo lo bien que lo estás haciendo, cuanto te quiere, dando masajes donde y cuando los necesites, tranquilizándote. Ser consciente que mientras tu estas en trabajo de parto él será el intermediario entre vosotros y los familiares e amigos que estén pendientes de vosotros, así que  una buena dosis de paciencia y saber estar. Pueden pasar pocas o muchas horas hasta que des a luz. En estos momentos él ha de ser más fuerte que nunca para mimaros y cuidaros a ti y a vuestro bebé cuando nazca.

Escribiendo el post me he dado cuenta que estaba escribiendo bastante más de lo que tenía pensado, así que la parte del bebé ira en una segunda parte.

Espero que esta primera parta no se haya hecho  muy pesada y os sirva de ayuda. Me ha parecido interesante incluir el apartado de consejos.

Gracias por leerme!

 

Bel.

 

 

Un comentario en “Llevemos al hospital lo justo y necesario (parte I)”

  1. Muuuy práctico y genial post, seguiré tus consejos para la llegada de Liam y ahora a esperar los consejos para la canastilla del bebé 😘

Comentarios cerrados.