Somos sus superhéroes

Ahora, después de tres años  de haber tenido a Martí pienso en todos esos miedos y dudas que tenía respecto a la maternidad y educación hacia él. Sigo sin saber de casi nada, pero lo que sí sé es  que no hay que tener miedo a enfrentarse a nuevas situaciones, porque eres su madre y siempre vas a pensar en el bienestar de tu hijo y nunca le vas a perjudicar. Aunque también debo decir que no siempre se acierta a la primera y tienes que ir averiguando cual es el mejor camino para cada tipo de obstáculo que se te presenta.

Antes de ser madre, he sido y soy tía de 2 peques que son el mejor regalo que mi hermano y cuñada me han podido hacer nunca, y siempre me fije que ellos tienen una especial admiración por su madre y no sé porque se me metió en la cabeza de que mis hijos no me iban a querer como mis sobrinos a la suya. Que no sería capaz de transmitir el amor, paz, tranquilidad que necesitarían en todo momento y que buscarían el consuelo o el cariño en cualquier otra persona menos en mí.

Hablo des de la perspectiva de madre,  pero perfectamente se pueden sentir identificados los padres y esto también va apara ellos.

Mi corta experiencia como madre me ha demostrado lo equivocada que estaba con todos mis miedos. Martí siente verdadera pasión por sus padres y nos lo demuestra con esos besos tan dulces que nos regala a diario y diciéndonos como nos quiere.


Nos busca para jugar, nos enseña con toda su ilusión cada avance que da, nos llama a gritos para que veamos que en  la tele sale el Marshall de la patrulla canina y que lo veamos juntos. Se ríe a carcajadas con nuestras cosquillas y nos busca para que se las hagamos. Cuando está enfermo solo quiere estar con papá y mamá  y se pega a nosotros como una garrapata.

Como no nos van a querer nuestros hijos, si les damos todo el cariño que necesitan y mucho más. Cubrimos sus principales necesidades, cuidamos y buscamos la solución a sus pequeños conflictos o problemas, estamos ahí viviendo con ellos sus pequeños y grandes logros, les cogemos de la mano para que no se caigan, curamos con besos mágicos sus golpes y con tiritas las heridas?, quitaros esos miedos infundados, que para ellos nosotros somos sus superhéroes.

Recuerdo el día que nos daban el alta en el hospital para irnos los tres a casa y tenía miedo no, lo siguiente. En el hospital Martí estaba controlado por nosotros y los médicos e enfermeras. Sobre todo las enfermeras nos tranquilizaban con sus consejos y su seguridad a la hora de hacer cualquier cosa con el bebé recién nacido.

Cuando llegó la hora de irnos, me entro una inseguridad, miedo, una mezcla de sentimientos que todo ello hizo que se me saltaran las lagrimas porque era entonces cuando empezaría la maternidad de verdad para mí. Era en ese instante que Martí estaría solo con osotros y no estaba segura de hacerlo bien y saber identificar qué necesidad cubrirle en cada momento.


Al principio, y sobre todo cuando eres madre primeriza tienes el miedo de no saber identificar el llanto del bebe, no sabes si quiere pecho o biberón, si tiene sueño, si tiene sucio el pañal o simplemente si quiere contacto con sus papis. Pero eso solo se soluciona con el paso de los días, el bebe y los papas os tenéis que conocer, en poco tiempo todos estos miedos desaparecerán.

No sé si a las bimadres os pasa pero seguro que sí a las madres primerizas, y es que todo el mundo os dice que hacer o como hacer las cosas y eso a veces puede hacernos creer que no lo estamos haciendo bien con nuestro bebé. Y eso no es así. Tenemos que escuchar a todos y hacer  y decidir lo que nosotras creamos que es mejor  en cada momento y situación. No todos los bebés son iguales ni todas las familias funcionan de la misma manera, ni todos tenemos los mismos horarios, y tampoco no hay una solo forma o camino único para todo. Hacer caso de vuestro instinto que es el que vale.

Con todo este rollo os quiero decir, que sois unas super mamás y super papás, que es normal tener miedo , sobre todo cuando es el primero, pero con cariño, tranquilidad y seguridad en uno mismo se lleva todo mucho mejor.

Espero que os haya gustado y os haya dado ánimos leer este post, lo hago siempre des del cariño y respeto para tod@s.

Gracias por leerme!

Bel.