Familia de 4

Somos una familia de 4 des de hace dos meses y parece que lo hayamos sido des de el minuto 0.

Las primeras semanas nuestros familiares y amigos no dejaban de preguntar como llevaba el tema de el sueño, pañales, pecho y  la gestión de tener dos hijos.  Nuestra respuesta siempre era la misma y sigue siéndolo: muy bien hasta la fecha. 

Si hablo des de la perspectiva del padre , la segunda paternidad le ha traído más serenidad y ver las cosas con más calma, y eso se refleja en la manera de actuar en las diferentes situaciones que nos hemos podido encontrar hasta el momento. Es más consiente del trabajo que conlleva un bebé de pecho y que la madre necesita estar las primeras semanas sobretodo con el bebé para cubrir sus necesidades más básicas. Los planes y los horarios se vuelven ha centrar en el bebé y ya no se agobia si no se llega a lo planeado, y es muy importante porque si no hay agobios innecesarios todo va mucho mejor.

Si hablo de mi experiencia también esta siendo de 10.

Los días siguientes al nacimiento de Valèria me sentía plena, llena de energía, feliz y sobretodo muy tranquila porque sabia que si yo estaba bien mi hija lo notaria y ella estaría tranquila. Así ha sido.

Días antes del nacimiento me entró pánico al post-parto y volver a pasar por la pesadilla que fue todo con Martí. Pasado el tiempo el recuerdo que me queda no es nada agradable pero si positivo, porque de ello también se aprende y puedes rectificar y mejorar.

No se a que se debe pero sea como sea tanto Xavi como yo, hasta la fecha , eso de la bimaternidad/bipaternidad lo llevamos con bastante dignidad.

Lo más importante a la hora de tener un hijo seas primeriza o no es la serenidad y confianza en que todo pasa y va ha salir bien.

Encontrarte física y mentalmente bien es clave para afrontar las primeras semanas (que son las más duras) y no entrar en un bucle sin salida y que ello comporte la temida depresión post-parto.

Hablo ya pensando en las primerizas que puedan estar leyendo este post y les digo que se escuchen y que hagan lo que su cuerpo y mente les pide. No es fácil para la mamá el cambio tan brutal que pasa su cuerpo y mente en 9 meses de embarazo y ya ni os cuento en el parto.

Crearte expectativas no son buenas y si te las creas mejor que siempre sean a la baja. Si te creas una vida (hablo de la maternidad) fantástica, de revista te vas ha llevar un golpe enorme y esto te puede llevar a un sitio nada bueno mentalmente.

Lo mejor es ir día a día e ir superando las cosas diarias que suceden y no mirar más allá. Aunque cueste creerlo si tu hij@ está sano todo lo malo no dura para siempre y poco a poco todo se pondrá en su sitio. Como todo en la vida es ir quemando etapas y sin poner fechas ni limites, ir paso a paso y sin agobios.

Claro que la experiencia es un grado y además si los peques te lo pone fácil pues todo es mucho mejor. Pero también lo ponen fácil porque nosotros hemos dado pie a ello, quiero decir, hemos aprendido de la primera vez y aunque cada bebé es un mundo ya sabes identificar mucho mejor que es lo que necesita y lo que es bueno y no tan bueno y lo aplicas a tiempo.

En mi caso no se si puedo hablar de depresión post-parto pero con Martí lo pasé realmente mal y deseaba como nadie volver a trabajar y volver a sentirme mujer además de madre-sacaleches. Deseaba ser madre  y topé con la realidad y me superó. Ahora con Valèria está siendo todo mucho más fácil. Pero esto no significa que solo pase con el primer hijo. Puede pasar perfectamente en los siguientes post – parto.La clave esta en tu mente, ser positiva, saber relativizar las cosas y priorizar lo realmente importante, tener a tu lado tu pareja, familia y amigos que te ayuden y entiendan es fundamental. Y si necesitas un profesional no lo dudes, nadie dijo que la maternidad fuera fácil y los profesionales para esto están para ayudarnos y darnos herramientas en momentos de necesidad .

La maternidad tiene cosas buenas y otras no tanto y las tenemos que afrontar tal y como vienen. Pedir ayuda no es malo y es a veces necesario.

Salir de casa a dar paseos ayuda bastante. Con un hijo cuesta un poco más salir porque no tienes nadie que te empuje a ello pero con dos o más ya es que ni te planteas no salir de casa. Es necesario y sano.

En este post queria expresar mi experiencia de los dos primeros meses siendo 4 en casa y como han sido mis dos experiencias en el post-parto. Igual que en los embarazos no hay dos iguales.

y como siempre digo la maternidad es una carrera de fondo y no sabemos lo que nos tienen preparados estos dos. Lo que si que se es que lo haremos lo mejor que sepamos.

Espero que os haya ayudado si os habéis sentido identificadas y sobretodo tenéis que saber que no estabas solas.

La familia mi gran tesoro GRACIAS!

 

Gracias por leerme!

 

Bel