Que debe estar pensando?

No sé muy bien que saldrá de este post, la verdad que creía que todos en casa llevábamos muy bien el tema de la llegada de Valèria pero visto lo visto creo que no.

Hoy después de dejar en el cole a Martí y soltar una cuantas lágrimas , aquí estoy delante del ordenador y intentando escribir todo lo que me esta pasando por la cabeza, que no es poco, para poder verbalizar de alguna manera todos estos sentimientos que tengo y que necesito contar para poder seguir adelante y no sentirme culpable.

Seguramente habrá gente que cree que expresar todo esto por aquí es demasiado personal y que desnudo demasiado mis sentimientos y mi intimidad, pero creo que expresar todo lo que uno lleva dentro no es malo, ni es de persona débil y si con mis palabas puedo ayudar a otras personas a que no se sientan solas o raras por pensar o pasar por lo mismo que yo bien hecho esta.

En el momento que me enteré que estaba embarazada mis pensamientos fueron directamente hacía él. De repente ya no era hijo único, sin que él nos lo pidiera le hemos convertido en hermano mayor y todo su mundo cambiaría por completo.

Al principio lo aceptó de buen agrado. Creo que como la noticia fue pocos días antes de Navidad , él estaba más centrado en Papá Noel y los Reyes que en otra cosa.

Casi des del principio mi cuerpo no ha llevado muy bien este embarazo y Martí ha visto como su madre ha pasado de estar por él ha estar en la cama, sin ánimo de nada, siempre cansada y sintiéndome mal.

La verdad que puedo sentirme muy orgullosa del hijo que tenemos . Me ha puesto las cosas muy fáciles y sin que él se diera cuenta me ha ayudado ha esforzarme por encontrarme mejor (tarea difícil ya que mi cuerpo es un alma libre).

He tenido ayuda de mi madre y mis suegros todas los días hasta la llegada de Xavi del trabajo y aún teniendo a los abuelos a su disposición él SIEMPRE ha querido pasar todo el tiempo a mi lado. Eso quiere decir que si yo he estado en la cama o en el sofá él ha estado a mi lado como una lapa sin querer despegarse de mi . Hasta me acompañaba al baño en los momentos más desagradables sin que lo pudiera evitar. No quería ir a casa de los abuelos porque sabía que mamá no se encontraba bien y quería irse directamente a casa después del cole.

Y no, para nada me molestaba, él estaba a mi lado jugando con sus juguetes, mirando dibujos, contándome cosas de sus amigos del cole y en ningún momento mostró rebeldía ni se enfadaba por no salir al parque a jugar o cualquier otra cosa. Esta claro que mi cuerpo y mi mente no estaba para nada y que muchas veces lo que necesitaba era descansar, dormir y estar tranquila. Pero como iba a negar la presencia de mi hijo en estos momentos que los dos nos necesitábamos? Yo podía descansar al 100% durante toda la mañana hasta su llegada del cole y hacía de tripas corazón en esas pocas horas hasta la llegada de Xavi del trabajo.

Como no recompensar a mi hijo todo lo que él esta haciendo por mi? Recuerdo que tiene 4 años y su rol no es cuidar de su madre si no al contrario.

Así hemos pasado más de 4 largos meses aunque todavía no estoy al 100%. Pero puedo salir de casa, podemos ir al parque y pasar más tiempo como lo hacíamos antes.

Xavi y yo teníamos claro que el embarazo lo llevaríamos con la mayor naturalidad posible y que Martí nos acompañaría a todas las visitas del ginecólogo. De esta manera le hacemos participe de la evolución de su hermanita y que él forma parte de todo este proceso. Y le encanta!

Hace cosas de unas semanas que hemos notado que Martí está cambiando, que no es el mismo y que algo le pasa. Normal, ahora que puedo salir con él al parque no puedo jugar con la facilidad de antes (la barriga esta presente y mi movilidad empieza a disminuir ). Y Creo que es ahora cuando él empieza a darse cuenta que su hermanita esta apunto de nacer, aunque no sea hasta Agosto, pero los niños no controlan el tiempo.

Respecto a mi barriga y su hermana se muestra contento y con ganas de que llegue el momento de conocerla. Dice que cuando nazca le dará muchos besitos y que me ayudará a cuidarla. Esto esta por ver ….. porque a los bebés los ve de lejos, es como si al acercarse se pudieran romper y lo pasa fatal! Pero él intención buena la tiene 😉

En cambio su actitud dice todo lo contrario y me sabe muy mal. No sé como serán otros niños pero Martí no es muy hablador y nos cuesta saber que piensa, que le pasa y parece que le sepa mal a él mismo contarnos sus cosas.

En todo lo que llevamos de curso solo me ha hecho pucheros un día y es porque no se encontraba muy bien, pero esta semana la estamos pasando bastante mal. Después se lo pasa pipa y sale muy contento del cole pero es decirle por la mañana que se tiene que vestir para ir al cole y empieza a decir que NO , que se quiere quedar en casa conmigo y que no me quiere dejar sola. Pero hoy no se , a lo mejor las hormonas también hacen de las suyas (seguro), pero lo he dejado llorando en los brazos de su profesora y yo he acabado llorando y sintiendo mala madre por no saber consolarle y darle lo que él necesita en estos momentos. Un drama vamos!

Sé que su vida cambiará, que tendrá una hermana con la que compartir sus padres y la resta de su familia y no es tarea fácil.

Que debe pensar? Que yo no lo querremos como hasta ahora?, que nos olvidaremos de él por cuidar y estar con su hermana?.

Nosotros como he comentado estamos haciéndole participe de todo, y vemos que a él le gusta también participar, pero no deja de ser un niño de 4 años que ve que viene un bebé en camino a destronarle y quitarle su reino para tener que compartirlo.

Martí es un niño que siempre nos ha sorprendido en sus reacciones ante nuevas situaciones. Algunas por su carácter tímido ya nos las esperábamos pero otras muchas nos ha dejado con la boca abierta y nos ha dado ha entender que él si quiere puede.

Así que yo no me quiero hacer ninguna idea respecto a la llegada de Valèria a su mundo. Sólo podemos hacer lo que ya estamos haciendo. Compartir todos los momentos con él, hacerle participe de todo, explicarle poco a poco como será su vida y que su hermana no es un ser extraño si no que es parte de su familia como somos papá y mamá y que él será un gran hermano mayor como ya lo es como hijo.

Nosotros como padres también tenemos que hacer nuestro trabajo de ir mentalizándonos que Martí tiene que pasar por un proceso de cambio y adaptación que no será fácil y que tenemos que ayudarle a entender y aceptar su nueva situación.

Mentalizarnos que el amor no se dividirá si no que se multiplicará y que a Martí no le quitaremos cariño, amor para dárselo a su hermana si no todo lo contrario. Aunque días como el de hoy es difícil no pensar en el posible daño que le estoy haciendo siendo tan pequeño y me parte el alma verle que lo esta pasando mal.

La maternidad/paternidad es una carrera de fondo y nosotros ahora tenemos que prepararnos para saltar nuevos obstáculos y nuevos retos que nos pondrán Martí y Valèria.

Una vez más muchas gracias por preguntar y preocuparos por mi.

 

Gracias por leerme!

Bel.